dimecres, 4 de juliol de 2012

pasividad



He tenido una revelación facebookiana. Vivimos en una sociedad de 'me gusta', en la que nos paseamos por las calles y por las biografías ajenas buscando estímulos que nos produzcan una sensación de satisfacción. Somos absolutamente pasivos. Somos consumidores; en su interprestación más fundamental consumidores de placer. Estos impulsos que en la red nos llevan a un 'me gusta', en el mundo no virtual se materializan con 'me gusta, lo quiero' y el consecuente 'necesito dinero para comprarlo'. El dinero es la manera de obtener la satisfacción, y lo es debido a nuestra pasividad ante el proceso de alcanzarla. No somos productores o creadores de placer, no somos creativos en general, somos consumidores de todo.

2 comentaris:

  1. Todo depende del punto de vista desde el que lo mires. Para que una persona consuma placer otra lo ha de producir o crear!
    Entonces la cuestión es, estamos creando o produciendo el placer que nosotros necesitamos o queremos o estamos creando/produciendo el placer que otros necesitan o quieren para conseguir dinero para obtener el placer que nosotros queremos y no somos capaces de producir...
    i tu, què dius?
    c

    ResponElimina
  2. Generalmente trabajamos para el placer de otros a cambio de dinero para comprar nuestro placer.
    Para completar las "teorías" planteadas habría que añadir el márketing, espejismo de necesidades superfluas para y por las que trabajamos. Así pues no sólamente es pasividad frente al consumo, sino pasividad en la elección del consumible (que otros elijan por mi), anula incluso la intuición de que es mejor o más útil para nosotros... La paella siempre és bona feta en casa!

    ResponElimina

i tu, què dius?